Sistemas de medición

  • siguiente página

    Sistemas de medición

    El sistema de medición de Bosch Rexroth constituye una solución fiable para medir el movimiento de un cilindro hidráulico.

  • siguiente página

    Sistemas de medición

    El sistema de medición de Bosch Rexroth constituye una solución fiable para medir el movimiento de un cilindro hidráulico.

Marginal Column

Contacto


Póngase directamente en contacto con el especialista de grandes cilindros hidráulicos de Bosch Rexroth.

Departamento de grandes cilindros hidráulicos

Teléfono: +31 (411) 651 362

Correo electrónico: lhc@boschrexroth.com

Contacto local: localizador de contacto

Content

Sistema de medición integrado en el cilindro: CIMS

El CIMS, que se integra completamente en el cilindro hidráulico, requiere la aplicación de la tecnología de superficies de vástagos de la serie Enduroq 2000. El sistema de medición CIMS funciona en cualquier entorno, como embarcaciones de draga, plantas de alta mar, sistemas de carga y descarga de barcos, tuneladoras o puentes.

Características

  • Alta precisión combinada con longitudes de carrera ilimitadas
  • Puede utilizarse en cualquier aplicación de grandes cilindros hidráulicos, ya que los resistentes alojamientos de acero inoxidable protegen el sistema electrónico frente a prácticamente cualquier entorno.
  • Fácil instalación y recambios sin limitar la integridad hidráulica del cilindro; sensor integrado en la brida de sellado, fuera de la zona de presión del cilindro.
  • Medición fiable de la posición garantizada en todo momento, con una redundancia fiable posibilitada por los diversos sensores de CIMS presentes en cada cilindro; el CIMS puede utilizarse sumergido en agua (del mar) hasta 100 m de profundidad (resistente al agua, IP68, 10 bar, en función del tipo de conexión de salida).
  • Puede utilizarse en zonas Ex 1; disponible opcionalmente para atmósferas explosivas en potencia; certificado para la zona ATEX 1.

Propiedades del CIMS Mk IV

  • Funcionamiento sin contacto, el sensor y el vástago del cilindro no entran en contacto: piezas sin desgaste; cojín sin deslizamiento; diámetro sin vástago, según los componentes y alojamiento completamente cerrado.
  • Fácil puesta en marcha/instalación: basta con conectar el sistema, sin realizar calibraciones (manuales); el CIMS compensa automáticamente las tolerancias de montaje, las perturbaciones magnéticas y los efectos de la temperatura.
  • Se puede realizar un seguimiento del CIMS de estados. Análisis de fallos simplificado al máximo: pueden recuperarse datos de la salida de diagnóstico a través de un PC o un PLC para ver los estados del sensor, los códigos de error o la identificación del sensor.
  • Condiciones de funcionamiento más amplias: el CIMS soporta condiciones ambientales más duras, un mayor rango de temperaturas (hasta -40 °C) y velocidades más altas.

Compatibilidad con versiones anteriores

Es muy sencillo sustituir las versiones anteriores del CIMS (II y III). El sistema es compatible con versiones anteriores, CIMS II/III, excepto por lo que respecta al conector estándar, que ha pasado de tener 6 clavijas a tener 9.