Offshore

Un socio fuerte en alta mar: Bosch Rexroth hace que la tecnología offshore sea segura y fiable

- Cumplimiento de los requisitos de seguridad más exigentes
- Realización de proyectos individuales con soporte exhaustivo
- Su socio desde la simulación hasta la puesta en marcha

Offshore
 
 

Tanto el operador como el armador de instalaciones offshore deben ser capaces de confiar en las personas y en las máquinas. Lejos de la costa, incluso los problemas más pequeños pueden tener grandes consecuencias. Por otra parte, los requisitos de seguridad en aplicaciones offshore, por ejemplo, en plataformas petrolíferas, son muy rigurosos. Bosch Rexroth ofrece soluciones de accionamiento y control para una industria que constantemente ha de hacer frente a olas, viento y agua salada.

Suministramos a nuestros clientes componentes individuales, así como sistemas realizados según sus especificaciones.. Entendemos las instalaciones offshore como proyectos individuales que requieren un soporte exhaustivo. Por eso Bosch Rexroth actúa como socio de sus clientes, desde la planificación hasta la realización. Ofrecemos el desarrollo del concepto, estudios de viabilidad, producción, instalación y servicio a nivel mundial , todo desde una sola fuente. Partiendo de nuestra experiencia en aplicaciones, utilizamos programas de simulación para analizar la viabilidad y la seguridad. Esto nos permite identificar y remediar las posibles debilidades antes de la fabricación.

Arrastrar, elevar, compensación de fuerzas deck-mating; – los sistemas offshore de Bosch Rexroth cubren todas las áreas de trabajo en alta mar. Por ejemplo, como socio de ingeniería del grupo Allseas, Bosch Rexroth ha desarrollado componentes para la solución de control y accionamiento del equipo de elevación de instalaciones offshore más grande del mundo. Este barco especial puede elevar y transportar superestructuras de plataformas marinas de hasta 48.000 toneladas en una sola pieza. A modo de comparación: La torre Eiffel pesa apenas una quinta parte. Desmontar estas gigantescas estructuras en tierra, tiene un coste y riesgo mucho menor que en el mar.