Colombia

Seleccione su localización

Actualizaciones remotas: preparado para el futuro con los dispositivos telemáticos adecuados
Actualizaciones remotas: preparado para el futuro con los dispositivos telemáticos adecuados
Soluciones móviles fuera de carretera

Actualizaciones remotas: preparado para el futuro con los dispositivos telemáticos adecuados

Las actualizaciones de software son mucho más que la corrección de errores y el cierre de las brechas de seguridad. Tanto en las aplicaciones móviles como en los entornos industriales, cada vez son más los fabricantes que se dan cuenta de que pueden proporcionar funcionalidades adicionales a sus diferentes activos mediante actualizaciones. De este modo, no solo atienden a las necesidades de sus clientes, sino que también pueden entender las actualizaciones del software como base para implantar nuevos modelos de negocio en el futuro.

Gracias a las actualizaciones remotas (OTA), ahora esto se puede conseguir de forma más fácil y eficiente. Los fabricantes no necesitan enviar técnicos para instalar manualmente las actualizaciones y los clientes no se ven obligados a llevar sus máquinas al taller.

Una cuestión de tecnología de dispositivos

Como las necesidades de los clientes cambian constantemente y el establecimiento de nuevos modelos de negocio lleva tiempo, los fabricantes de activos industriales se enfrentan a la siguiente pregunta: ¿Qué base pueden crear hoy para explotar todo el potencial de las actualizaciones de software en el futuro?

Las unidades de control telemático basadas en microprocesadores son sistemas abiertos y modulares, que suelen basarse en una arquitectura de capas. Esto flexibiliza su implementación para una amplia gama de casos de uso, incluidos los futuros. (foto: Bosch Rexroth)

Las unidades de control telemático basadas en microprocesadores son sistemas abiertos y modulares, que suelen basarse en una arquitectura de capas. Esto flexibiliza su implementación para una amplia gama de casos de uso, incluidos los futuros. (foto: Bosch Rexroth)

Una solución clave es la elección del hardware de IoT adecuado. Tanto si se trata de una máquina de construcción como de una agrícola o forestal, los fabricantes deben considerar qué dispositivos quieren utilizar para conectar sus recursos. La distinción entre una arquitectura de microprocesador y una de microcontrolador juega un papel importante en este caso.

La importante distinción entre microprocesadores y microcontroladores: un ejemplo de unidad de control telemático

¿Cómo se traduce esta distinción en la toma de decisiones sobre el hardware? Es útil echar un vistazo a las unidades de control electrónico (ECU) de una máquina, en particular la unidad de control telemático (TCU): su objetivo es conectar de forma inalámbrica la máquina con sistemas informáticos de nivel superior en la nube. Esto se hace en la TCU con la ayuda de hardware, un sistema operativo (SO) y varios módulos de software. La TCU es la unidad de red central a la que se pueden conectar otras unidades de control y sensores.

A la hora de seleccionar la TCU adecuada, la atención se centra menos en la cuestión de qué funciones podrían ser relevantes en el futuro y más en sentar las bases de la flexibilidad y la preparación para el futuro de toda la solución de IoT.

Profundización: el documento técnico "Telematics for Construction and Agricultural Machinery: Device Management" (Telemática para la maquinaria agrícola y de construcción: la gestión de dispositivos) muestra cómo las máquinas todoterreno pueden conectarse de forma eficiente y segura a través del Internet de las cosas sin llegar a un callejón sin salida tecnológico.

Descargue el documento técnico

En comparación con una TCU basada en microprocesador, una TCU basada en microcontrolador suele ser más barata y puede cubrir todos los requisitos que un fabricante tiene actualmente. Sin embargo, si en el futuro los clientes tienen nuevas necesidades o surgen nuevos avances técnicos, la situación se volverá más compleja: debido a la especialización y a la optimización de los costes, estos dispositivos suelen tener recursos limitados, por lo que solo permiten una personalización y ampliación limitadas. Por ejemplo, es casi imposible ampliar una arquitectura de microcontrolador de este tipo con un módulo 5G sin cambiar significativamente el diseño existente. Esto, a su vez, conlleva los correspondientes cambios de software, ya que con una nueva arquitectura, el antiguo software no puede reutilizarse.

Una TCU basada en microprocesadores puede ser más cara de adquirir, pero los fabricantes pueden reaccionar con más flexibilidad a los nuevos desarrollos mediante actualizaciones de software. Los cambios de software son más fáciles y rápidos de realizar porque estos sistemas tienen interfaces abiertas y suelen tener muchas bibliotecas disponibles. De este modo, la implementación de un módulo 5G sería mucho más fácil si se ampliara el software. La arquitectura del microprocesador también crea mejores condiciones para llevar nuevas aplicaciones al dispositivo en el futuro y así producir nuevos modelos de negocio (como los modelos de licencia)

Vista general de la arquitectura de hardware telemática basada en el microprocesador vs. al microcontrolador (fuente: Bosch Rexroth)

Vista general de la arquitectura de hardware telemática basada en el microprocesador vs. al microcontrolador (fuente: Bosch Rexroth)

Un enfoque flexible de las actualizaciones remotas

Por tanto, las propiedades y posibilidades de las arquitecturas de hardware dependen en gran medida de la base sobre la que se construyen: microcontroladores o microprocesadores. Por eso, los fabricantes hacen bien en tener en cuenta estas diferencias fundamentales en sus consideraciones estratégicas. Sin embargo, esto no significa tener que elegir. Cuando se utiliza una TCU de Rexroth (BODAS RCU), entra en juego un agente de actualización remota integrado. Como agente central de software, no solo garantiza la actualización sin problemas de la propia TCU, sino que también puede conectar los dispositivos posteriores basados en microcontroladores y distribuir las actualizaciones remotas de forma selectiva.

El Dr. Christian Grabe es el jefe de proyectos de negocio digitales de la hidráulica móvil en Bosch Rexroth en Stuttgart. Christian tiene más de 15 años de experiencia en sistemas de maquinaria todoterreno y desarrollo de software integrado. En su puesto está elaborando nuevos conceptos de negocio y productos digitales en el ámbito de las máquinas todoterreno conectadas.

También presentó su posición sobre los microcontroladores vs. los microprocesadores en el panel de expertos "Over-the-Air Updates for Off-Highway Machinery" (Actualizaciones remotas para maquinaria todoterreno), organizado por Bosch en noviembre de 2020. Los expertos del panel abordaron cuestiones como:

  • ¿Por qué las actualizaciones remotas (OTA) se han convertido en un tema tan relevante?
  • ¿Qué impacto tiene una solución OTA en los negocios?
  • ¿Qué posibles retos hay que tener en cuenta a la hora de implementar las actualizaciones remotas?
  • ¿Que habrá que tener en cuenta para la implementación? ¿Qué papel desempeñarán las actualizaciones remotas en los próximos años?
El Dr. Christian Grabe